Uncategorized

Cuello de texto: la nueva «enfermedad tecnológica» que afecta a la salud de tu columna

cuello de texto

En la era digital actual, la tecnología se ha transformado la manera en que nos comunicamos y accedemos a la información. Sin embargo, este avance no está exento de consecuencias para nuestra salud. Uno de los efectos menos reconocidos pero igualmente preocupantes es lo que se conoce como «cuello de texto». El Dr. Miguel Sanfeliu, un destacado especialista en cirugía ortopédica y traumatología que actualmente lidera la Unidad de Columna del Hospital IMED Valencia, nos ofrece una visión detallada de cómo este fenómeno afecta nuestra espalda y comparte valiosos consejos para prevenirlo.

El cuello de texto: Un nuevo desafío para la espalda

El término «cuello de texto» se refiere a la postura que adoptamos cuando miramos nuestros dispositivos electrónicos, como smartphones y tabletas, inclinando la cabeza hacia adelante para leer o escribir mensajes. Se trata de un trastorno muscular que surge debido a la mala posición del cuello al estar inclinado hacia adelante durante períodos prolongados, lo que puede causar dolor y rigidez cervical.

Según el Dr. Miguel Sanfeliu, por cada dos centímetros de inclinación hacia adelante, se duplica la presión ejercida sobre la columna cervical. Por lo tanto, el uso prolongado de dispositivos móviles y la falta de ergonomía al utilizarlos aumenta la presión sobre los discos intervertebrales y las estructuras de soporte de la columna cervical, lo que puede llevar a un desgaste prematuro ya una mayor susceptibilidad a lesiones como la hernia discal.

cuello de texto

El impacto en la espalda: dolor y problemas de salud a largo plazo

La adopción constante de la postura de cuello de texto puede resultar en una serie de problemas de salud. Uno de los efectos más comunes es el dolor cervical, que puede irradiar hacia los hombros y la parte superior de la espalda. A medida que esta postura se vuelve habitual, los músculos y ligamentos de la zona pueden volverse tensos y debilitados, exacerbando aún más la incomodidad y el malestar.

Sin embargo, el problema no se detiene ahí. El Dr. Sanfeliu advierte sobre el riesgo de desarrollar problemas crónicos a largo plazo, como hernias discales y degeneración prematura de la columna vertebral. Estas condiciones pueden afectar significativamente la calidad de vida, limitando la movilidad y generando un dolor persistente que puede ser incapacitante.

Consejos del Dr. Sanfeliu para mitigar el impacto

El Dr. Sanfeliu enfatiza la importancia de la conciencia postural y la prevención. Aquí te ofrecemos algunos consejos para minimizar el impacto del cuello de texto en nuestra espalda:

  1. Ergonomía en dispositivos: Mantenga el dispositivo a la altura de los ojos para reducir la flexión del cuello. Utilizar soportes o almohadillas ajustables puede facilitar esta posición.
  2. Pausas Frecuentes: Es crucial tomar descansos regulares al usar dispositivos electrónicos. Levántese, estire el cuello y los hombros, y cambie de posición para aliviar la tensión acumulada.
  3. Ejercicios de Fortalecimiento: Incorpora ejercicios específicos para fortalecer los músculos del cuello y la espalda para contrarrestar los efectos negativos del cuello de texto.
  4. Técnica de la «Oreja entre los Hombros»: Imagina que hay una línea recta que conecta tu oreja con tu hombro. Trate de mantener esta posición mientras usa dispositivos electrónicos.
  5. Conciencia Postural: Sé consciente de tu postura en todo momento. Ajusta tu posición si te encuentras inclinando la cabeza hacia adelante de manera habitual.

Un futuro saludable en la Era digital

El cuello de texto es un recordatorio de que la tecnología, si bien nos brinda comodidad y eficiencia, también puede tener un impacto negativo en nuestra salud si no se utiliza de manera adecuada. El Dr. Miguel Sanfeliu nos insta a ser proactivos en la prevención ya adoptar hábitos que cuiden nuestra columna vertebral. Con un enfoque consciente en nuestra postura y el uso responsable de la tecnología, podemos disfrutar de los beneficios modernos sin comprometer nuestra salud a largo plazo.

Lo cierto es que los españoles estamos destinados a sufrirlas irremediablemente. Un 25% de entre 18 y 64 años, está enganchado a internet, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), y cada vez dependemos más de las nuevas tecnologías. Además, un estudio realizado por la Fundación Telefónica, publicado a principios de 2015, concluyó que los usuarios miran su dispositivo móvil hasta 150 veces al día y, en nuestro país, el 70% de los adolescentes duerme con el teléfono encendido durante toda la noche.

En resumen, el «cuello de texto» es un fenómeno que puede tener efectos adversos en nuestra espalda debido a la postura adoptada al usar dispositivos electrónicos. El Dr. Sanfeliu nos insta a ser conscientes de esta postura ya tomar medidas preventivas para mitigar sus efectos negativos, asegurando así un futuro saludable en la era digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *